Acerca de mundicolor

Mundicolor es una guía de viajes que te permitirá conocer los aspectos básicos de los países y ciudades que vayas a visitar. Gracias a nuestras reseñas introductorias, viajarás con la certeza de que no te perderás nada de lo que no te debes perder de cada lugar. En algunas ocasiones, con la intención de aprovechar un poco mejor los próximos festivos nacionales, también publicaremos guías de viaje de determinadas regiones, como el Caribe, las islas griegas, etc. Tú también puedes participar en Mundicolor aportando tus conocimientos a través de comentarios, reportando posibles errores o imprecisiones o símplemente debatiendo abierta y educadamente con los demás usuarios: ¡Nuestro objetivo es que tengáis la mejor información! . Si deseas reservar algún viaje, puedes utilizar esta página de reserva de viajes.

Escrito: Paco Almádena
4::07::2011

Grecia Continental III

La tercera y última entrega de la guía de viajes Mundicolor sobre Grecia (puede encontrar aquí la primera, y aquí la segunda) trata sobre 4 periferias griegas (recordemos que «Periferia» era un término equivalente al de Comunidad Autónoma): Épiro, Tesalia, Grecia Occidental y Peloponeso. Con Grecia Continental III, Mundicolor cierra sus guías generales de viaje sobre Grecia, de la que se ha tratado tanto las islas (aquí y aquí) como la parte continental, compuesta por las periferias de Ática, Grecia Central, Macedonia Central, Macedonia Oriental y Tracia, Macedonia Occidental y las cuatro que se exponen en Grecia Contiental III.

Épiro

La capital de esta periferia es la ciudad de Yánina (Ioannina, en inglés), nombre que se corresponde con el nomos (recuérdese que el concepto de «nomos» es similar al de la provincia española) de Yánina, que es el más grande de los cuatro en que se divide Épiro –Yánina, Arta, Preveza y Tesprótida.

Yánina

El monasterio de Santísima Trinidad, en Metéora. Foto de Thomas Depenbusch - Flickr.La ciudad de Yánina se convierte en el siglo XV en una de las ciudades más importantes de Grecia gracias a sus manufacturas y la intensa actividad comercial que realiza con ciudades tan importantes como Venecia o Livorno. Esta pujanza es roconocida en toda Grecia y Yánina disfruta durante los siglos XVII y XVIII de un periodo de esplendor que convierte a la ciudad en el centro de la Ilustración griega. De hecho, toda la región tiene fama entre los griegos de ser culta tradicionalmente, teniendo en cuenta que muchos sabios humanistas enseñaron en las escuelas de la región e inocularon con éxito el germen de la educación y las artes.

Yánina conserva bastantes lugares de reconocido interés. El castillo de Yánina, por ejemplo, que se encuentra en el centro de la ciudad, cuya construcción comenzó en el siglo VI dentro de plan global del emperador Justiniano para reforzar la capacidad defensiva de todas sus provincias. Las murallas de la zona fortificada tienen 10 metros de ancho y su circunferencia mide 2 kilómetros y el recinto se divide en varias partes: la ciudadela del noroeste, la ciudadela del sureste y el casco viejo de Yánina. De tiempos otomanos, se pueden visitar la mezquita de Fethiye, la mezquita de Vell Pasha, y la mezquita de Aslan Pasha, así como la derruida biblioteca turca y la Casa Hussein Matei.

En las proximidades de la ciudad se encuentra el lago Pamvotis, del cual emerge una isla que se conoce como Nisaki. En ella se encuentran 6 interesantes monasterios: el monasterio de San Nicolás o Strategopoulou, del siglo XI, el de San Nicolás o Filantropinon, del XIII, el monasterio de San Juan Bautista y el monasterio de Eleousis, del XVI, el de la Transfiguración de Cristo, del XIX, y el más famoso de todos, el monasterio de San Pantaleón, del XVII. Los dos primeros funcionaron un tiempo como escuelas. Por otro lado, entre los edificios religiosos cristianos del casco urbano de Yánina, es destacable la catedral de San Atanasio. Por otro lado, la comunidad judía de Yánina, que estaba compuesta por elementos sefardíes y por hebreos asentados en Grecia desde la época de Cristo –llamados romaniotes, que hablan un dialecto del griego conocido como yevánico– , erigieron una interesante sinagoga.

En Yánina existen tres interesantes museos. Por un lado, está el Museo Arqueológico Nacional de Yánina, por ejemplo, alberga piezas que abarca la presencia humana en Épiro en todos los periodos de la historia, desde el neolítico hasta el siglo XIX. En segundo lugar, el Museo Etnográfico Municipal de Yánina, en la antigua mezquita de Aslan Pasha, exhibe multitud de objetos de las comunidades griega, turca y judía. Frente al este último se encuentra el Museo de Fotis Rapakousis, en el cual se pueden ver las armas que llevaron a Grecia a la independencia y otras de épocas posteriores hasta el periodo previo a las Guerras de los Balcanes (1913-1914). Por otro lado, también resulta interesante el Museo Bizantino, que recoge muestras y objetos de los periodos paleocristiano, bizantino y posbizantino.

A apenas 20 km al suroeste de Yánina se encuentra uno de los lugares arqueológicos más interesantes de toda Grecia: Dodona. Fue el oráculo más antiguo de Grecia, y se cree que surgió en torno al II milenio a.C. En el sitio arqueológico de Dodona se encuentran distintos edificios religiosos en ruinas, como los témenos de Zeus, y diversos edificios de uso civil, como el bouleterión (o asamblea de ciudadanos), y el teatro, muy bien conservado y con la fama de ser uno de los de mayor aforo de Grecia, con una cifra de afluencia máxima estimada de cerca de 20.000 espectadores. Sirva de referencia histórica que fue construido durante el reinado de Pirro de Épiro (318 – 272 a. C.), a cuyas ajustadas victorias en Italia frente a las legiones romanas debemos la expresión de «victoria pírrica».

Tesprótida

La capital de este nomos es Igoumenitsa. La página oficial de Turismo de Grecia explica que Tesprótida tiene su esencia en las «playas arenosas, aguas cristalinas, naturaleza intacta, hábitats pantanosos e impresionantes montañas». Uno de los lugares más interesantes es el pueblo de Sivota, desde el cual se pueden visitar las isletas de Sivota, una serie de porciones de tierra inmersas en unas aguas cristalinas.

Existen diversos sitios arqueológicos, como Pyrgos Ligias, Gitani, Fanopi y Dimokastro. Además, hay que resaltar la existencia de algunos monasterios importantes, como el Ayos Minas Kokkinolithariou, en Filiates, el monasterio de Paganion (abierto los últimos domingos de cada mes), situado en Kallithea Paramithas.

En este nomos existen muchas playas que se encuentran entre las más bonitas y paradisíacas de Grecia, como la playa Strovili, la de Agia Paraskevi, la playa Keramidi, la playa de Kokkinos Vrachos, Naftilos, Pisina, Bella Vraka, Zavia, la playa de Zeri, la de Gallikos Molos, Deprano, Mega Ntrafi, Stavrolimenas, Sofas, la playa de Kalami, la de Arillas, la de Karavostasi, Mega Ammos y la playa de Bakola. Otra de las facetas naturales de Tesprótida son los diversos cañones que existen, como el Acheronta, el Kalama y el Laggavitsa, idóneos para mezclarse con la naturaleza esencialmente montañosa de la Grecia continental.

Preveza

La capital es la homónima Preveza, una población moderna que presume de ser uno de los núcleos culturales de Grecia. Un par de lugares arqueológicos tienen interés en Preveza: Nikópolis (literalmente, Ciudad de la Victoria), que Octavio Augusto ordenó edificar para conmemorar su victoria frente a Marco Antonio y Cleopatra en la batalla naval de Actio (año 31 a. C.); y Mesopótamos, en la cual aún se conserva una especie de portal nigromántico para comunicarse con el reino de los muertos (Nekiomantio).

Arta

La capital es Arta. Es el último de los nomos de Épiro. Se cuenta que cuando alguien visita Épiro, debe pasar por el histórico puente de Arta, que, según la leyenda, para mantenerse en pie su constructor debía sacrificar a su mujer. Este puente tiene un arco por cada apóstol (12) y mide 145 metros. La región cercana a la capital del nomos tiene el castillo de Amvrakía, la mezquita de Faik Pasha y, Neráida, el hada que habita en el puente de Voulyaréli.

Tesalia

La capital de esta periferia es la ciudad de Larissa. Este nombre se corresponde con el del nomos de Larissa, que es el más grande de los cinco en que se divide Tesalia. Los otros cuatro son Karditsa, Magnesia, Trikala y las Islas Espóradas, de la cual hablamos en el post de Islas Griegas I.

Larissa

Larissa es una ciudad moderna habitada por unas 130.000 almas y que ha crecido históricamente gracias a los fértiles terrenos de su alrededor, tan propicios para una agricultura que cultiva desde el tabaco o la vid hasta algodón y cereales. La visita más indicada para el visitante es la acrópolis de la ciudad, la cual, aunque muestra signos de ocupación humana desde el neolítico, sólo conserva un mercado turco del siglo XV, que se construyó con los restos de una fortaleza bizantina y de otros edificios. También es importante la catedral de san Aquiles de Larisa, patrón de la ciudad. En las laderas de la acrópolis aún se existen dos teatros antiguos en bastante buen estado de conservación.

Larissa es también muy famosa porque en ella se puede disfrutar de la gastronomía típica griega, o bien en restaurantes tradicionales o en tabernas llamadas «mezedopoleia» donde se sirven los famosos mezedes, platos equivalentes a las tapas. En esta moderna ciudad se puede ir de compras durante el día, mientras que por la noche ofrece varias posibilidades para salir de fiesta a tomar algo.

Además del esparcimiento, el viajero también puede disfrutar de actividades culturales y lugares como el Museo Arqueológico, el Museo de Arte Histórico y Popular (Historical & Folk Art museum), o los numerosos conciertos de música. También es realmente recomendable acudir al Alkázar Park, que se encuentra a orillas del río Peneo, y visitar el Monumento a Hipócrates, padre de la medicina al que se le sigue recordando con el juramento hipocrático.

Por otro lado, en Tesalia se encuentran dos de los montes más famosos de Grecia: el monte Olimpo y el monte Ossa, que no alcanza los 2.000 metros de altitud. Entre ambas cumbres, a menos de 40 km al norte de Larissa, está situado el valle de Tempe, famoso por ser el lugar en que atenienses y espartanos decidieron detener a Jerjes antes de darse cuenta de que la posición era vulnerable y que lo más razonable era retroceder hasta las Termópilas. Este se conserva prácticamente intacto respecto del impacto que puede hacerle la forma de vida moderna. También al noroeste de Larisa se encuentra la ciudad agraria de Týrnavos que es famosa por sus vinos y que esconde unas encantadoras iglesias tradicionales, con reliquias e interesantes murales. También es famoso el carnaval pagano de raíces dionisíacas que se celebra en Týrnavos.

Magnesia

La capital es la ciudad de Volos, que es la quinta ciudad más grande de Grecia. Hay muchas cosas que ver en ella, empezando por la catedral de San Nikolaos, que se sitúa en la plaza homónima y en cuyos alrededores existen un montón de cafeterías y bares. Junto a esta plaza hay un parque que termina en la playa de Anavros. Otra de las playas interesantes de Volos es la de Alykes, en la cual se cobra un euro y a la cual se puede llegar con autobús. Por otro lado, el museo arqueológico de la ciudad también merece la pena. En cuanto a la arquitectura de la ciudad, desgraciadamente el terremoto sucedido en 1955 destruyó buena parte de su patrimonio, aunque se conservan bellos edificios como la estación de tren o la iglesia de San Constantino, la iglesia de la Santa Trinidad, la de San Teodoro y la de Panagia Goritsa. Por cierto, el músico Vangelis, que compuso la banda sonora de Carros de fuego o de Blade runner, es originario de Volos. Hay que añadir que las Islas Espóradas pertenecen a este nomos y que en la isla de Skopelos también se pueden visitar numerosas iglesias, entre las que cabe destacar la del monasterio de los Evangelistas, la del monasterio de la Transfiguración o Metamorfosis de Jesús, la del monasterio de Santa Moni y  las del monasterio de Santa Bárbara y de Timios Prodromos.

En cuanto a la naturaleza de la región, al noreste de la ciudad se encuentra el monte Pelión, que también ofrece interesantes playas. En ese monte habitaba el centauro Quirón, de cuya muerte es responsable Heracles tras herirle accidentalmente con una flecha envenenada con la sangre de la hidra. Hacemos también una pequeña reseña de las playas que existen alrededor de la ciudad de Volos, pues es una zona especialmente agadable para el plan de playa y toalla:  Agios Ioannis de Kissos, Katigiorgis, Koukounaries, Milina, Kala Nera, Chorefto, Chorto.

Por otro lado, en el nomos de Magnesia se pueden visitar las localidades de Dímini, Yolco, Sesklos y Nea Anchialos. Dímini se encuentra a unos cinco km de Volos y en él se puede visitar sendos asentamientos del neolítico y de la época micénica; así mismo, también son relevantes los asentamientos neolíticos que se encuentran en Yolco y Sesklos. Por lo que respecta a Nea Anchialos, se trata de una ciudad de menos de 10.000 habitantes que se ha desarrollado sobre antiguos asentamientos neolíticos, griegos y romanos, de forma que ciertas excavaciones arqueológicas han determinado que el origen del asentamiento puede estar en el sexto milenio a.C. Estas mismas excavaciones han traído a la luz una serie de estructuras de la antigua ciudad que se creían desaparecidas, como la ciudadela de Pyrassos, la basílica de Elpidius, la basílica de San Demetrio, la basílica del Sumo Sacerdote Pedro, un edificio episcopal, una serie de edificios y baños públicos y algunos tramos de calles pavimentadas.

Trikala

La capital es la homónima Trikala, donde se supone que nació el dios de la medicina Asclepio. La arquitectura religiosa de la ciudad es lo más interesante de Trikala; las iglesias más destacadas son las de Agios Anargiros, Agia Episkepsi, Agios Dimitrios (1580), Agia Marina, Agios Ioannis Eleimonas (siglo XIV), Agios Ioannis Prodromos y Agios Stefanos. Al margen de los templos cristianos destaca la fabulosa mezquita de Koursoum o de Osman Shah (en la foto).

Con todo, lo más interesante, y no es poco en absoluto, del nomos de Trikala es sin duda el conjunto de Monasterios de Meteora, que pertenecen desde 1988 al Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La expresión en griego es «Μετέωρα Μοναστήρια» (transliterado como Metéora Monastéria), que viene a significar  aproximadamente «monasterios suspendidos del cielo» o «monasterios suspendidos en el aire». Como se puede apreciar, el término «metéora» encierra la misma noción que «meteorito», de forma que la imagen que sugiere esta palabra resulta emocionantemente poética… Y sobre todo cuando se contempla el horizonte del paisaje, que está salpicado de grandes promontorios rocosos dispuestos en dirección vertical, como colocados por un gigante que se aburre sin más, y, sobre la cima de cada roca, un inaccesible monasterio bizantino.

Se accede a este extraño y místico paraje desde la localidad de Kalambaka, que se encuentra a unos 80 km por carretera al noroeste de Larissa y que, por cierto, tiene una interesante catedral del siglo XIV que mezcla estilos paleocristianos y bizantinos. Ermitaños que habitaban en la región comenzaron a habitar estas masas rocosas en torno al siglo XI a fin de encontrarse más cerca de Dios y ya en el siglo XIV se construyen los primeros: el monasterio del Gran Meteoro o monasterio de la Transfiguración. Junto a este monasterio, otros cinco continúan habitados por comunidades religiosas: el monasterio de San Nicolás, el monasterio de San Esteban, el monasterio de la Santísima Trinidad, el monasterio de Santa Bárbara Roussanou y el monasterio de Varlaam (el segundo más grande). Se sabe que al finalizar el siglo XIV había en Metéora hasta 24 monasterios.

Karditsa

La capital de este nomos es la homónima Karditsa. Otras localidades de la región son Argithea, Mpuzaki, Palamas y Sofades.

Grecia Occidental

La capital de esta periferia es la ciudad de Patrás, que se encuentra en el nomos de Acaya, en la península del Peloponeso. La periferia de Grecia Occidental está formada por tres nomos: el más grande de Grecia, Etolia-Akarnania, el citado Acaya y el nomos de Élide, al oeste del anterior.

Etolia-Akarnania

La capital de este nomos es la ciudad de Messolonghi. Es una pequeña población en la que habitan unas 15.000 personas con interesantes ejemplos de arquitectura tradicional repartidos por plazas como la de Markos Botsaris. También resulta interesante dar un paseo por el jardín de los Héroes, donde están sepultados algunos guerreros de la Guerra de Independencia de Grecia. Por otro lado, también se puede visitar la ciudad más grande del nomos, que es Agrinio, y que alberga casi 100.000 habitantes. El turista encontrará en ella un interesante museo arqueológico, la plaza de la Democracia o los almacenes de tabaco de estilo neoclásico de los hermanos Papastratos, benefactores de la ciudad. A unos 12 km por carretera desde Agrinio se encuentra la pequeña población de Stratos, en el valle del río Aqueloo, y en la cual permanecen algunos restos de edificios de la Grecia antigua, como un templo de Zeus, una acrópolis y un teatro.

Añadimos que una de las visitas más recomendadas de Etolia-Akarnania es la localidad de Naupacto (Nafpaktos, en griego; Naupactus, en inglés). La etimología el topónimo «Naupactus» –naus > barco ; pēgnymi > construir– indica que se trató en la antigüedad de un importante astillero. De hecho, según los mitos antiguos, aquí construiría Hércules la flota con la invadiría el Peloponeso. El estratégico enclave sobre el que se asienta ha hecho que la ciudad se haya convertido en en invitada de excepción de muchos momentos de la Historia: los atenienses derrotaron a los espartanos allí en el 429 a.C., los romanos la ocuparon tras dos meses de asedio en el 191 a.C., los turcos la tomaron en 1499 y fue escenario de la gran batalla de Lepanto, en 1571, en la que participaría el propio Miguel de Cervantes. Lepanto y Cervantes, por cierto, tienen sus respectivos homenajes en Naupacto. Por lo que respecta a los intereses turísticos, los principales atractivos de la ciudad son el puerto fortificado y el castillo veneciano, aunque la virginalidad de los alrededores, las aguas claras  de la localidad y los bosques próximos son verdaderos activos turísticos para Naupacto.

Acaya

La capital de este nomos es Patrás. Grecia tiene en esta ciudad una de las más ricas en cuanto a patrimonio histórico y cultural; no en vano, su sobrenombre es «Reina de los Carnavales». En la ciudad tuvo lugar el martirio de San Andrés y este se ha convertido en el patrón de la ciudad. Precisamente la catedral de Agios Andreas es una de las visitas obligadas de Patras, puesto que presume de ser el mayor templo de Grecia. Además de esta visita los lugares más señalados de Patras son el teatro romano, en parte reconstruido, el anfiteatro romano, el acueducto y unos baños romanos, el castillo medieval, los baños turcos (del siglo XVI). Por otro lado, también son ineludibles las plazas de Georgiou I, de Ethnikis Antistaseos, Symmahon y Psilalonia. Además de que en la ciudad se puede disfrutar de buenas playas de fina arena y aguas transparentes, las vistas que ofrecen las ruinas del castillo de la ciudad permiten comprender un poco mejor por qué Patrás fue capital Europea de la Cultura en 2006.

Otra de las localidades más interesantes de Acaya es Egio. En la plaza de Psila Alonia se conservan algunas tumbas micénicas. Aparte, el cementerio helenístico y romano. Por otro lado, también resultan interesantes la catedral de Panagia Faneromeni, el convento de Pepelenitsa y el monasterio de Taxiarckhes, en lo que respecta a los edificios de carácter religioso, y también la ciudad vieja y el museo arqueológico en cuanto a la esencia histórica de la localidad. Algunas localidades cercanas como Digeliotika y Valimitika son también dignas de verse, mientras que para disfrutar del tiempo de recreo están las playas de Akoli, Longos, Temeni, Lampiri Valimitika, Vythos, Alyki y Digeliotika. Otra de las localidades que merece la pena visitar es Kalavrita.

Élide (Elis)

La capital de este nomos es la ciudad de Pyrgos, voz que significa «torre». Muy cerca pasa el mítico río Alfeo, el cual tuvo que desviar Heracles de su curso para limpiar las cuadras de Augías, que era el quinto de los trabajos que le habían asignado los dioses.

En este nomos se encuentra uno de los lugares sin duda más emblemáticos de Grecia y de Occidente: el sitio arqueológico de Olimpia, que es además Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Allí se celebraron los Juegos Olímpicos desde el 776 a.C. cada cuatro años hasta su abolición por el emperador Teodosio en el siglo IV. En Olimpia se conserva gran cantidad de restos arqueológicos de mucho valor, como el templo de Hera, que es el mayor del mundo griego antiguo, el templo de Zeus, la estatua de Zeus esculpida por el gran artista Fidias –obra incluida entre las 7 maravillas del mundo antiguo–, el Filipeo, un gimnasio, un pritaneo y un bouleterión, estos últimos edificios públicos reservados para  el poder ejecutivo y la actividad la política. Estos y otros edificios conforman las 33 construcciones que componen el fabuloso santuario de Olimpia. De las instalaciones deportivas queda sólo parte del estadio, mientras que del hipódromo no queda rastro. También es recomendable visitar el Museo de la Historia de los antiguos Juegos Olímpicos.

Tanto Olimpia como la localidad de Katákolo se encuentran muy cerca de Pyrgos, a muy pocos km por carretera. En Katákolo, un puerto muy transitando por los cruceros que visitan esta parte del Mediterráneo o que hacen las rutas del Egeo o del Adriático, existe un Museo de la Tecnología de los Antiguos Griegos, que alberga réplicas de artefactos griegos de épocas comprendidas entre el 2.000 a.C. y el año 100. Katákolo un pequeño pueblito costero griego que conserva gran esencia del espíritu tradicional de Grecia.

Peloponeso

La capital de la periferia del Peloponeso es la ciudad de Trípoli, que se ubica en el nomos de Arcadia. Junto a este, la periferia del Peloponeso consta además de los nomos de Mesenia, Laconia, Argólida y Corintia.

Arcadia

En la ciudad de Trípoli se recomienda visitar la plaza central de Areos, la iglesia de San Basilio o la casa del poeta Kostas Kariotakis. Por otro lado, el Museo Arqueológico conserva restos de los alrededores que comprenden desde la época micénica hasta el siglo II. En las proximidades de la ciudad se encuentran las ruinas de la antigua ciudad de Tegea (a unos 10 km al suroeste), con el templo de Atenea y un pequeño museo arqueológico. Otros asentamientos antiguos son el de Mantinia, al norte y el de la antigua Asea. También en los alrededores están llos monasterios de Epano Chrepas, San Nicolás y Gorgoepikoos.

En este mismo nomos se encuentra el templo de Apolo Epicurio en Bassae, que se ubica a unos ocho km al noreste de Figalia. Este templo es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y es el ejemplo más antiguo del estilo corintio en las columnas. Según esta institución, el templo «combina el estilo arcaico y la serenidad del estilo dórico con algunas características más atrevidas».

Mesenia

La ciudad más importante de este nomos es el puerto de Kalamata. En él se pueden ver el castillo, la ciudad vieja, la plaza de Vasilias Georgios, un templo de Poseidón y el Museo Arqueológico Benakio. Esta localidad tiene además varias playas como la playa Avia, la playa Verga, y la playa Kitries. Además, en este nomos está el famoso monte Taigeto (de 2.407 metros de altitud), a cuyas faldas se apiñan pequeños pueblos. Agregamos como lugar destacado del nomos la población de Leonidio, en la costa.

En este nomos se encuentra uno de los palacios micénicos mejor conservados: el palacio de Néstor, el anciano héroe que acompañó a Agamenón, Menelao, Aquiles, Odiseo, los Ayantes hasta las playas de Troya para rescatar a Helena. El palacio se construyó en torno al 1.300 a.C. en la polis conocida en la Ilíada como la arenosa Pilos. Esta Pilos no se debe confundir con la Pilos moderna, en cuyas cercanías existe un par de castillos venecianos que ofrecen excelentes vistas de la costa.

Laconia

La capital de este nomos es Esparta, que se encuentra en el mismo enclave que la antigua Esparta. Es una ciudad moderna con grandes avenidas que vertebran las comunicaciones, pero con apenas 40.000 habitantes. Al noroeste de la ciudad se encuentra la tumba de Leónidas, el proverbial rey lacedemonio que se batió hasta la muerte en las arenas de las Termópilas contra las infinitas huestes persas de Jerjes II.

En Laconia se encuentra una de las regiones que mejor ha conservado la arquitectura de los tiempos bizantinos: Mani. Se trata de un conjunto de asentamientos tradicionales edificados en piedra entre los que destaca el pueblo Váthia. Muchos touroperadores organizan paquetes que incluyen el pernoctar en algunos de estos edificios, restaurados y adecentados para el turista moderno.

Con todo, el lugar de visita ineludible en Laconia es la ciudad de Mistra. Allí se encuentra el Palacio de los Déspotas (Anáktora), las casas de Laskaris y Frangopoulos, la hermosa catedral de San Demetrio y los monasterios de Nuestra Señora de Pantánassa y de Nuestra Señora de Perivleptos. En esta ciudad se coronó emperador el último de la dinastía de los Paleólogos y último emperador bizantino, Constantino XI, en 1448.

Al sureste del Peloponeso se encuentra otra de las localidades de mayor interés turístico: Monemvasia. Los bizantinos la fundaron en el siglo VI y aun hoy conserva toda su esencia medieval aderezada con edificios turcos del siglo XVI e interesantes iglesias bizantinas.

Argólida

La capital de este nomos es la ciudad de Nauplia. Fue la primera capital del nuevo estado griego (1827-1834) que surgió tras la Guerra de la Independencia. Tiene una deliciosa arquitectura con mansiones neoclásicas, balconadas de madera decoradas con flores, fortalezas venecianas, como la de Palamidi, la isla fortificada de Bourtzi, la parte conocida como Acronauplia (sobre un promontorio rocoso)… Además, se puede visitar su Museo Arqueológico en la Plaza de Syntagma y las iglesias de San Spiridonas, San Jorge, San Nicolás y de la Transfiguración. Cerca de Nauplia se encuentran la localidad de Nea Kiro, que recibe mucha afluencia turística a lo largo del año, y la de Mili, con las ruinas de la antigua Lerna, población famosa por el combate que tuvieron Heracles y la Hidra de Lerna, un mostruo mitológico con forma de serpiente de varias cabezas.

Por otro lado, también se recomienda visitar Argos, según la mitología la ciudad más antigua del mundo. En ella se puede disfrutar de la ciudad antigua, de los cuarteles de Kapodistria, la iglesia de San Pedro, la ciudadela micénica de Larisa, la ciudadela de Midea, las ruinas de viejos templos y del castillo medieval.

Por otro lado, en esta región existe un lugar que pertenece al Patrimonio de la Humanidad de la Unesco: el santuario de Asclepios, en Epidauro. No obstante, el lugar tiene bastantes vestigios arqueológicos de enorme valor, como el teatro, que se ha conservado en excelentes condiciones, o el estadio. También son interesantes las ciudadelas micénicas de Tirinto y Micenas.

Corintia

La capital es Corinto. En la ciudad antigua de Corinto, a 9 km al suroeste de la moderna, existen multitud de restos arqueológicos, como los templos de Apolo, Poseidón y Zeus, el santuario de Hera, el acueducto romano, los baños romanos, el ágora… Especialmente destacado es el recinto de Acrocorinto, en el cual se encuentra el más sólido castillo medieval del Peloponeso.

Otras de las localidades más interesantes de Corintia son Kiato, cerca de la cual se encuentran las ruinas de la antigua Sición, y Loutraki –destacables las iglesias de San Andrés y San Jorge–.

Actividades

La absoluta condición marítima de Grecia, así como su gran número de islas permiten que los deportes acuáticos sean los más solicitados en Grecia. Se pueden realizar actividades de navegación en lugares como el golfo Sarónico, que separa el Ática del Peloponeso y que está plagado de interesantes islas que se pueden visitar, sin ir más lejos Egina y Salamina. Además, estas posibilidades de navegación también son muy interesantes en los distintos archipiélagos del Egeo, como las Cícladas o el Dodecaneso, y también en las Islas Jónicas, en el mar Jónico. Más adecuado a la clase media occidental por sus razonables costes son el windsurf, el submarinismo o el moderno wakeboarding, que combina diferentes deportes acuáticos. En concreto, el submarinismo descubre muchas interesantes posibilidades al viajero, dado que ya puede bucear junto al volcán de la isla de Thera como bucear entre la ricas flora y fauna que se concentran en las bahías de Atenas y alrededores. Por otro lado, también está de moda el esquí acuático, que no requiere de una especial habilidad ni de una dilatada experiencia para ponerse en práctica.

También existe la posibilidad de practicar montañismo y senderismo en Grecia, puesto que es el país con más cimas de Europa, a pesar de un pequeña superficie. Una de las rutas más famosas para practicar el senderismo es la E4, que se recomienda realizar en septiembre. Muy cerca de Atenas se encuentra la isla de Kea, en la que se puede realizr un interesante itinario entre Ioulida y Pisses o el itinerario de las iglesias, entre Agios Filippos y Agios Simeoón. Aparte existe un nuevo formato de ecoturismo en Grecia consistente en diferentes rutas del vino: rutas que combinan el atractivo gastronómico vitivinícola con recorridos por lugares de interés arqueológico y pintorescas zonas rurales. Entre otras actividades que el viajero puede realizar en Grecia, también se puede montar a caballo y quizá el lugar más simbólico para hacerlo sea el monte Pelión, donde vivía el centauro Quirón.

También existen muchos lugares en los que se puede practicar esquí. Las regiones más idóneas para ello son Pella, Drama, Grevena, Trikala y Yánina. Por otro lado, una región especialmente interesante para practicar todo tipo de actividades y deportes es Kilkis, en la Periferia de Tesalónica.

Gastronomía

Pasando por alto la fama del yogur griego que tanto han ensalzado diversas multinacionales de alimentación, la gastronomía griega no es excesivamente rica, pero sí que tiene un número considerable de platos tradicionales de excelente gusto. Sin duda, el más conocido y más recomendado de todos es la musaca –moussakas–, elaborada con pisos de carne de cordero, tomate y berenjenas, aunque también es célebre el spetsofal o spetzofai, receta típica de Volos y la región del monte Pelión que se hace con una especie de salchicha local, cocinada a la cebolla, y aderezada con tomate y pimientos. Otro plato tradicional de Grecia es el stifado (un estofado de trozos de carne y cebolla cocinados al vino y sazonados con canela). El queso más típico del país es el feta, elaborado con leche de oveja y curado en salmuera, y que se utiliza para elaborar otro plato típico: la ensalada griega –horiatiki o «ensalada del país»–. El queso feta tiene su origen en la región de Épiro. Por último, también se consideran tradicionalmente griegos los gyros, que no son más que kebabs griegos que, por lo general, se elaboran con cerdo o con pollo (sin duda el componente de cerdo es lo que distingue la variante griega de la turca, que respeta los preceptos islámicos), y los souvlaki, especie de pincho moruno.

Información de interés

El idioma oficial en todas las islas es el griego, aunque el inglés está lo bastante extendido como para emplearlo ampliamente. Se recomienda viajar con la Tarjeta Europea Sanitaria, que permite recibir cobertura gratuita a través de la red de Seguridad Social griega, aunque es aconsejable contratar un completo seguro de viaje. Es importante avisar al banco con el que se va a operar en Grecia de la estancia del turista en el país, a fin de evitar bloqueos de cuentas y contratiempos similares. Está terminantemente prohibido sacar antigüedades o restos arqueológicos sin permisos oficiales. Por otro lado, Grecia es un país con mucha actividad sísmica, siendo el terremoto de 1999 el último de gran magnitud.

Para obtener más información, se puede acudir a la página de la embajada de Grecia en España y a la de recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de España. También se puede visitar la página del Organismo Griego de Turismo.

Veli
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, nota: 5,00 / 5)
Loading ... Loading ...


Los campos marcados con * son requeridos

Deja un comentario

Nombre (*):
Email (no se publicará)(*):
Sitio web:
Comentario (*):